Reseña Nexus Reseña Conexión Reseña La Batalla Final Reseña Las Puertas del Infinito
mayo 13, 2014


Este libro cuenta la primera aventura de Kiko (Capitán Mondongo), un niño que cree ser un superhéroe y que resalta por su optimismo e ilusión. Tramará unos planes un tanto peculiares con el fin de lograr su objetivo: rescatar a la mascota del colegio, un cerdo vietnamita llamado Puerquín.
En esta aventura, se verá acompañado por Dani (Fireboy) y Melisa (Pity-Girl),  junto a los que formará un equipo único en el que destacará el valor de la amistad. En una sucesión de disparatadas situaciones, estos tres “superhéroes” irán superando las dificultades ayudados por el ingenio de Kiko y las cualidades “especiales” de Dani y Melisa.
Autor: Jesús López Moya
Editorial: Kelonia
Género: Infantil
Páginas: 92
Precio: 7’95 (Comprar)

Qué maravilloso es encontrar lecturas, dirigidas a un público infantil, que te hacen retroceder en el tiempo y disfrutar como si fueras una enana… Lecturas que sabes, sin lugar a dudas, que harán pasar muy buenos momentos a los más pequeños de la casa. Y, no nos engañemos, el público infantil es muy exigente y nada condescentiente; si tu libro no le hace pasar un buen rato, lo dejará a un lado sin darle la más mínima oportunidad.
Pero, en este caso, el Capitán Mondongo no tiene nada que temer. Su personalidad, sus aventuras y sus amigos, tienen el éxito asegurado. De hecho, ya lo están teniendo en su corta andadura literaria.
Una cosa importante, para atraer a los pequeños lectores, es que su portada les resulte atrayente, al igual que el tener algunas ilustraciones interiores ayuda a que la lectura sea mucho más entretenida. Las aventuras del Capitán Mondongo cumple estos requisitos, cuenta con un edición que atrae y unas preciosas ilustraciones creadas por Leticia Morgado Rodríguez.
Las ilustraciones, en forma de viñetas, acompañan perfectamente a algunos de los momentos más divertidos de esta historia; consiguiendo así, que los peques puedan imaginar con mucho más detalle esta aventura. Uno de los dibujos que más se repiten, tanto en la portada como en los inicios de capítulo, son los donuts. ¿Por qué? Pues porque nuestro Mondongo es adicto a ellos… Y viendo la pinta que tienen, ¡no me extraña nada!
El autor domina sin problemas los secretos para conectar con los lectores más jóvenes: nos cuenta una historia sencilla y divertida, con un ritmo muy bueno en la narración; usa un lenguaje acorde a la edad, sencillo, con expresiones y diálogos que podemos oír en el patio de cualquier colegio; y nuestros protagonistas tienen personalidades muy diferentes y creíbles, que se complementan a la perfección. Estoy segura de que los niños se sentirán identificados con alguno de ellos sin ningún problema.
¿Y dónde reside el poder de nuestros héroes? ¡En su imaginación! ¿Hay algo más poderoso que eso? ¿Quién no ha imaginado de pequeño (o no tanto) que podía hacer cualquier cosa? Incluso… ¿volar un pelín?
—¡Te he intentado avisar, Kiko! ¡Estas loco!
—Pero… ¿lo has visto? ¡He volado un pelín! Lo que pasa es que me he desconcentrado y he caído  —gritó Kiko, creyendo haber volado de verdad.
—¡Qué va, tío! Estás loc…  —Dani vio entonces la cara de felicidad de Kiko y se dio cuenta de que no podía quitarle ese minuto de gloria, y aunque lo que había ocurrido es que se había dado un guarrazo monumental, Dani no era quien para robarle ese momento—. Estás loco… ¡pero de atrevido! ¡Qué flipe! ¡Has volado un pelín, tío!

¡Qué maravilla tener el don de la imaginación! Nuestros pequeños aventureros nos demuestran que con valentía, y mucha confianza en uno mismo, cualquier cosa que te propongas es posible. Incluso… ¿echar fuego por la nariz? ¡Quién sabe!
Aunque Mondongo es el protagonista indiscutible de esta historia, no podemos olvidar a sus acompañantes: Dani y Melissa. Os aseguro que os robarán el corazón y os sorprenderán con sus susperpoderes. Yo, me declaro fan incondicional de Dani; con su timidez y su lealtad me ha conquistado por completo.
Es una historia que no puede faltar en vuestras estanterías. No solo porque hace pasar un rato estupendo con sus aventuras y sus dosis de humor, sino porque está impregnada de uno de los sentimientos más bonitos de los que podemos disfrutar en nuestra vida: la amistad.
Sin duda, necesitamos más libros como este para que el público infantil pueda descubrir las maravillas que se encierra tras la lectura. Si yo, con 34 años, me lo he pasado genial y he soltado alguna carcajada, ¿os imagináis cuánto disfrutarán los más pequeños?
Como decía al principio, los niños son muy exigentes, pero si consigues hacerle pasar un buen rato y captar su atención, habremos ganado un lector para toda la vida. Merece la pena intentarlo, ¿verdad? Pues ya sabéis, para tener el éxito asegurado, ¡regalad Las aventuras del Capitán Mondongo!

3 Responses so far.

  1. Margari says:

    Pues lo tenré que buscar para disfrutarlo con mi hija.
    Besotes!!!

  2. Mondongo está arrasando entre los pequeños lectores, y no es para menos... a mí me ha encantado esta aventura. :)

    ¡Espero que lo disfrutéis!

  3. Pinkiland says:

    Ains madre, que le has hecho al blog? O_o
    En fin, el libro no es que me llame demasié así que mejor paso.
    Besosss.

- Copyright © Talismán Dreams - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -