Reseña Nexus Reseña Conexión Reseña La Batalla Final Reseña Las Puertas del Infinito
octubre 28, 2015


Una misteriosa voz que se oía entre pasadizos; pisadas de eco tras el escenario parisino; reflejos esqueléticos entre espejos de una ópera de aterradora leyenda, y una pluma sumergida en tinta de palabras que confiesa la existencia del espectro: “El fantasma de la Ópera existió de verdad. No era, como se creyó por largo tiempo, una criatura producto de la imaginación de los artistas, la superstición de los empresarios o la mente absurda e impresionable de los jóvenes integrantes del ballet, sus madres, las acomodadoras, los empleados del guardarropa o el portero. No, era de carne y hueso, aunque tenía todas las características externas de un verdadero fantasma, es decir, de un espectro”. Esta revelación fluyó de la estilográfica y mente del escritor parisino, Gaston Leroux (1868 - 1927), quien basó la inspiración del espíritu a través de una visita a los subterráneos de la Ópera de París, cuyos laberínticos sótanos y el misterioso lago surgió en su creatividad como escenario de su terrorífica historia convertida en leyenda.

El escritor introduce con el inicio de su novela la verdadera existencia de un fantasma que deambula entre los túneles de la Ópera de París invocando el horror con cada paso cadavérico que produce su caminar, por medio de unos archivos nacionales de música que se encontraron, y los testimonios de artistas de toda índole de la época que aseguraron la existencia del espectro por las catástrofes cometidas en el misterioso lugar, en el que algunos incluso llegaron a observarlos a escondidas: “Es de una delgadez desmesurada y sus atavíos negros flotan sobre un armazón esquelética. Sus ojos son tan profundos, que no se diferencian bien las pupilas inmóviles. Resumiendo, tan solo se ven dos grandes agujeros negros como en los cráneos de los muertos. Su piel, que está tensada sobre los huesos como una piel de tambor, no es clara, sino desagradablemente pálida. Tiene tan poca nariz que es invisible de lado, lo que produce un efecto terrible. Tres o cuatro mechones negros caen sobre la frente, por detrás de las orejas, hacen de melena”.

Declaraciones que se asemejan al puro realismo periodístico, gracias, a la trayectoria de Gaston Leroux, como entrevistador con celebridades y criminales del bajo mundo que le sirvió como punto de referencia para recrear los suburbios parisinos de la época. Su tendencia oscura y de aires de suspense procede de uno de los padres del romanticismo oscuro, Edgar Allan Poe y del creador del más famoso detective, Sir Arthur Conan Doyle, de quienes se inspiró para sus tintes enigmáticos.

Una novela llena de intriga con cartas escritas de tonos escarlatas que guarda entre sus páginas los secretos de una ópera parisina, que años atrás fue una prisión, en la que un espectro merodea entre sus subterráneos. Archivos que realmente pueden existir conservando así la leyenda parisina. La leyenda del fantasma de la Ópera.

- Copyright © Talismán Dreams - Hatsune Miku - Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -